Convenio regulador en España

Convenio regulador de divorcio en España:

El convenio regulador en el documento mediante el cual se materializan los procedimientos de familia de mutuo acuerdo de:

  • Divorcio: Disolución del vínculo matrimonial.
  • Separación matrimonial: Suspensión de la validez del vínculo matrimonial.
  • Guarda y custodia: Establecimiento de regulación aplicable a relaciones familiares de parejas con hijos sin matrimonio.
  • Modificación de medidas: Modificación de resolución de cualquiera de las anteriores: separación, divorcio o guarda y custodia de hijos extramatrimoniales.

Legalmente no existe requisito legal de que el convenio regulador haya sido redactado y elaborado por un abogado, lo que es obligatorio es la intervención letrada, a pesar de lo cual, lo mejor siempre será que el abogado se ocupe de la redacción, y no sólo de la revisión previa a la presentación del convenio regulador.

El convenio es el documento rector que pasará a regular las relaciones familiares después del proceso ya sea ante Notario o en el Juzgado. No puede contener disposiciones que contravengan el derecho, pues además, su contenido será revisado por el Tribunal o Notaria de manera que sólo se homologará aquel que cumpla las requisitos legales. Debe de ser claro y sencillo, pues de nada sirve complicar la redacción, pues su fin no es el de contar con la mejor calidad jurídica y técnica, sino ser comprendida por los comparecientes que deberán de aplicarlo e interpretarlo, debiendo de ser lo mas simple posible para no dar pie ni cabida a lagunas o controversias generadas por la diferente interpretación de las partes.

No debemos de olvidar que la regulación contenida y homologada no será de aplicación directa y obligatoria, sino que que es subsidiaria al acuerdo de las partes, que es lo principal, y que siempre será lo ideal para adecuar la aplicación a las necesidades familiares, a pesar de lo cual, en muchos casos, por desgracia, se acude rigurosamente al cumplimiento exigente y exacto del mismo, lo que supone un perjuicio para padres e hijos, pues dejan de disponer de sus propias vidas, para someterse a un acuerdo estático por la incapacidad de ceder, y en muchos casos “tragar” su orgullo y dejar a un lado los reproches. Si así lo desea, solicite que nuestro bufete le redacte el suyo sin ningún tipo de compromiso, también puede descargarlo de Internet si así lo desea, pero se arriesga a incurrir a errores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *