DISCUSIONES DE PAREJA POR TONTERIAS

En todas las parejas existen discusiones cotidianas, es algo que por desgracia es normal, y lo que se debe de tener en cuenta es la gravedad de esas discusiones. ¿Son irreconciliables?, el problema es cuando se pierde el respeto, los modales, o se utiliza aquello que se ha dicho en la intimidad y confianza para lanzarlo como arma arrojadiza.

 

Cada persona tiene que saber lo que quiere para ser feliz, en algunos casos ambos miembros de la pareja mantienen de modo normal discusiones acaloradas, y si ellos lo consideran adecuado, pueden mantener la relación, pues es para ellos y ellos son los que disfrutarán o sufrirán lo bueno y malo de la relación, pero eso, en la mayoría de los casos ya no es amor, o no es amor del deseable.

ser el que manda en el matrimonio

En ocasiones las parejas discuten verdaderas tonterias sin sentido (cmo se suele decir “chorradas”), pero lo que realmente quieren es tener la razón, no dar su brazo a torcer, y poco a poco las discusiones se van radicalizando, aumentando las ofensas y alejándose las posturas de ambos. El desgaste y las circunstancia de la vida pueden hacer que relaciones maravillosas se enfrenten, pero todas las personas están en constante evolución, habrá que sentarse a pensar si ambos miembros de la pareja o matrimonio han evolucionado del mismo modo (proyección social y profesional, necesidades, problemas… etc), pues tal vez hayan dejado de querer lo mismo en la vida, o de tolerar realizar cosas que en otro momento hubieran aceptado perfectamente, y la pregunta es, ¿se debe de continuar con la relación y vida en común?, ante la duda si, pero también hay que ser valientes si lo que una persona sabe es que no quiere seguir manteniendo una relación, y acudir a la separación de hecho, de derecho o divorcio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *