Divorciados por error o por engaño

Divorciados por error o por engaño:

 

Para que dos personas se divorcien, es imprescindible por la vía del mutuo acuerdo el consentimiento y actuación de ambos cónyuges, y al menos de uno por la vía contenciosa. No cabe la posibilidad de que un matrimonio se divorcie por error o por engaño, pues se requiere iniciación y continuación del procedimiento hasta sentencia por parte de los esposos, pues no es posible la iniciación por parte de otra persona diferente, ni tercero, ni a instancia Judicial de Juez o Fiscal o de Notaria, es literalmente imposible.

 

Para el caso de que exista un fraude, en el sentido de que se haya tramitado un procedimiento clandestino, se requiere cuanto menos la falsedad, lo que supone un delito muy grave, y no ocurre, o al menos en nuestro despacho que durante años se dedica a derecho de familia, no ha tenido constancia de ningún caso ni incidente relacionado, pues es una cuestión muy compleja y de gran responsabilidad.

Si realmente se han divorciado existiendo un error inducido por tercero o idea equivocada propia de los efectos del divorcio, es algo diferente, se podrá en su caso instar modificación de medidas, pero no un proceso para anular por engaño o error el divorcio, pues se requiere para la tramitación la actuación indispensable de los cónyuges, retiramos, salvo que concurra falsedad documental, usurpación de identidad, o negligencia profesional (abogado, procurador o personal de Notaria o Juzgado) o falta de diligencia de los cónyuges, siendo en todos los casos situaciones muy excepcionales, que reiteramos, en nuestro despacho al día de la fecha no conocemos ningún incidente por parte de ninguna persona que haya acudido a nosotros por dicha problemática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *