MIRAR POR LOS HIJOS EN LA RUPTURA SENTIMENTAL

MIRAR POR LOS HIJOS EN LA RUPTURA SENTIMENTAL:

 

Los hijos deben de protegerse por varios motivos, en primer lugar por no ser los culpables de la ruptura y correlativamente no tener que soportar los perjuicios generados por sus progenitores, en segundo lugar por que la calidad de vida de los hijos es la que debe de mantenerse en todo lo posible, debiendo de reducir, en su caso, la de los padres en caso de tener que realizar sacrificios, tanto económicos, como personales y laborales. Cada persona tendrá un enfoque al respecto, y todo, como siempre, es fácil de justificar, cada uno considerará que mira por los hijos a su manera, y que precisamente es un error el enfoque de la otra parte, hecho que lejos de corregirse suele ir a más con el tiempo, unido a malos entendidos y conflictos derivados de la falta de comunicación.

En definitiva, dentro de la razonable, cada progenitor tendrá derecho a mirar por los hijos “a su manera” en su ruptura sentimental, pero dentro de la coordinación necesaria para no crear una duplicidad de vida a los hijos, de modo que tengan una vida bajo el cuidado de cada uno de sus progenitores, y frustra los esfuerzos individuales de cada uno de los padres en el sentidos que no es cuestión de procurar lo mejor para un hijo en cada ambiente familiar, sino garantizar una armonía y equilibrio entre las partes. Un niño o niña debe de criarse en el mejor ambiente posible que influirá en su felicidad, educación, salud y futuro, por endima de la ruptura sentimental de sus padres, que en definitiva pudieron decidir sobre su vida, creando y finalizando una relación amorosa, pero deben de respetar a los hijos comunes por encima de sus propios intereses, pues es su responsabilidad, procurándoles la mejor vida posible.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *