Odio a mi pareja no puedo mas

Odio a mi pareja no puedo mas:

Discusiones, enfrentamientos, rabietas, pataleos, rencor, celos
Odio a mi pareja

Como se suele decir “en todas las casas cuecen habas“, en todas las relaciones se pueden atravesar puntualmente adversidades, pero lo que no es normal es llegar al odio de la pareja. Lo que debemos de tratar en la medida en la que sea posible es de no llegar a la situación de no poder aguantar mas por no haberlo sabido corregir a tiempo, ya sea para terminar la relación o en su caso para buscar soluciones. Lo importante es no llegar a perder el respeto por inaguantable o insostenible que sea la situación pues nunca está justificado: Pueden existir discusiones, enfrentamientos, rabietas, pataleos, rencor, celos… etc, pero se debe de tratar de guardar las formas.

En nuestro despacho de abogados tratamos de ayudar a nuestros clientes a poder acceder al proceso de divorcio de ser necesario. El problema es cuando una persona necesita poder gestionar su vida y matrimonio de una determinada manera tramitar un proceso, pero no ser capaz de llevarlo a efecto por un determinado impedimento. ¿Cuales son los principales motivos que impiden que se lleve a cabo el divorcio a pesar de llegar a odiar a la pareja?.

  1. La falta de asesoramiento: El no conocer el alcance exacto de sus derechos y obligaciones y las posibles opciones legales aplicables a su caso.
  2. La falta de comunicación entre los esposos: En muchos casos cuando hay odio y rencor la comunicación es imposible, pues suele ser peor aún intentar hablar si no existe predisposición a ello.
  3. La imposibilidad de abonar los gastos del procedimiento: Considerar que no es posible abonar el importe de abogado y procurador o bien abogado e IVA, también la imposibilidad de fraccionar el pago.
  4. La imposibilidad de vivir por separado: El hecho de que no sea viable que ambos esposos puedan hacer vidas separadas, por no poder asumir el empobrecimiento que supone la ruptura, la separación o el divorcio

Nuestro sistema de gestión hace posible llevar a cabo legalmente la ruptura en los tres primeros casos, sólo en el cuarto por depender de las circunstancias de los miembros del matrimonio, no será posible temporalmente, pero tal vez con el paso del tiempo y modificación de la situación de ambos se pueda resolver a medio plazo si ambos cuentn con la actitud adecuada. Lo mejor es llegar a un acuerdo de divorcio razonable y positivo para ambos cónyuges aceptando una ruptura.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *